2 marcas con sabor a churro

Las marcas Baileys y El Moro (churrería) sorprenden a sus seguidores con una edición limitada de crema de whisky irlandés con sabor a churro

sabor a churro
Descubre el sabor del churro con la fusión de dos marcas líderes. / By: Pixabay

Desde el nacimiento de El Moro (1933) y Baileys, crema de whisky irlandés en 1974, y su llegada al mercado mexicano de este último, conquistaron los paladares nacionales. Ambas marcas son reconocidas en México y en el mundo.

Quién no ha degustado el famoso y crujiente churro de El Moro, con su sede principal en Av. Eje Central (antes, Avenida San Juan de Letrán), acompañado de un caliente y espumoso chocolate. Y ahora, imagina el sabor de la crema Bailey pero con sabor a churro. ¡Sí! ya llegó la fusión de estos dos líderes de gustos culposos.

Baileys, la marca que en 1974 revolucionó el mercado con la crema de whisky irlandés, se une a uno de los lugares más emblemáticos de la Ciudad de México, la famosa Churrería El Moro, para presentar un nuevo y exquisito sabor de edición limitada lleno de tradición. La clásica crema irlandesa de Baileys se ha fusionado con el auténtico e icónico sabor a churros de El Moro, creando así una mezcla culturalmente única y deliciosa, anuncian en un comunicado. 

La fusión de dos sabores de marcas líderes.
La fusión de dos sabores de marcas líderes. / By: @elmoro

Al respecto, Juan Pablo Molinar, embajador de Baileys México comenta, “En Baileys siempre apostamos por la constante innovación de sabores y mezclas que sorprendan a los fanáticos de la indulgencia a través de irresistibles propuestas con las que puedan consentirse y disfrutar de un dulce capricho a cualquier momento del día y de diferentes maneras. En esta ocasión, estamos felices de aliarnos con una marca de gran tradición como lo es Churrería El Moro para desarrollar esta edición limitada que se trata de la colaboración de dos marcas icónicas para crear una mezcla deliciosa. Podemos decir que somos #Culpables de generar una alianza que ¡nos salió de churro!”.

Por su parte,  Francisco Iriarte, vicepresidente Churrería El Moro dice, “Para nosotros esta alianza representa la perfecta fusión de la tradición mexicana con una marca global, y nos enorgullece ver la unión de calidad de ambas en un mismo producto. No hay duda de que, tanto Baileys como Churrería El Moro, son marcas muy significativas en el mundo de la indulgencia y lograr la mezcla de ambas en un líquido que reúne en una sola botella el sabor de nuestros icónicos churros con el delicioso equilibrio de la crema de whisky irlandés hace de esta edición limitada una bebida única para todos aquellos que deseen regalarse un exquisito momento de indulgencia”.

Marcas de la historia

Para churrería El Moro, sus inicios se remontan hacia el año 1933, Churrería El Moro cuando de un pueblo llamado Elizondo, en el valle del Baztán, España, emigró Francisco Iriarte hacia la Ciudad de México, quien al llegar al país y notar que no vendían churros, decidió instalar un carrito para venderlos en el Zócalo y así traer un poco de su cultura con él y presentar este producto a la gente mexicana.

De acuerdo con información de su portal, en homenaje, decidió llamarlo “El Moro”, por el apodo que tenía el hombre de ascendencia árabe que vendía churros en las fiestas de su pueblo natal, y de esa manera, conservar algo de su memoria y recuerdos en este nuevo negocio.

“Poco a poco los churros se popularizaron en la Ciudad de México y fue tanta la aceptación, que con mucho esfuerzo se logró adquirir el local del número 42 en la previamente llamada Avenida San Juan Letrán, hoy Eje Central, en pleno centro de la Capital Mexicana, abriendo sus puertas en el año de 1935, durante la Época de Oro de México, recibiendo desde entonces, a todo tipo de personajes y figuras, hasta convertirse en parte de la rutina de las familias capitalinas”, recuerdan en la página de El Moro.

elmorohistoria
Los inicios de El Moro en Av. San Juan de Letrán. / By: @elmoro

En 1940 Francisco falleció, pero sus hermanos José, Santiago e Ignacio decidieron mudarse a México desde España para continuar con el legado de su hermano. Desde entonces, Churrería El Moro se ha mantenido como un negocio familiar, pasando de generación en generación hasta la actualidad, permaneciendo como un lugar de convivencia y reunión, además de convertirse en un ícono de cultura e historia en la Ciudad de México.

Desde hace más de 80 años, se ha dedicado a hacer uno de los postres más representativos de la ciudad y más populares entre los mexicanos de la forma más tradicional.

baileysok
Baileys ha sido testigo de gratos momentos sociales a nivel mundial. / By: @BaileysMexico

Por otra parte, el camino de Baileys se remonta en Irlanda en 1974. En un comunicado de la marca, actualmente está disponible en 180 mercados a nivel mundial.

“Propiedad de Diageo, Baileys está actualmente en el séptimo lugar entre todos los licores destilados vendidos a nivel global y cuenta con el 70% del mercado total de licores de crema irlandesa en todo el mundo, Es el delicioso equilibrio de crema irlandesa y whisky que hace de Baileys la indulgencia perfecta cuando necesitas un descanso de tu rutina diaria. Es el licor de venta número uno en el mundo”, refieren en el documento.

Ambos representantes coinciden en que esta edición limitada “propone una nueva manera de disfrutar, a través de una versión única, la esencia y característico sabor que distingue a uno de los clásicos que ha conquistado paladares a lo largo de los años”.

La nueva presentación ya está disponible en Sam’s Club y a partir de marzo en tiendas especializadas y de autoservicio a nivel nacional, hasta agotar existencias.

Suscríbete
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios