Tamales, una tradición milenaria

Conoce la historia de los tamales en México, un platillo que desde sus inicios es el protagonista en festividades

tamales
Los tamales han estado en la vida de los mexicanos por siglos. / By: Pixabay

Hoy es 2 de febrero, Día de la Candelaria. De acuerdo con la tradición, y cuando no existía pandemia, las familias se reúnen para deleitar los mexicanísimos tamales. Como sabes, la variedad es extensa. Puedes degustarlos con salsa verde, con mole, de rajas con queso, oaxaqueño, de dulce, de pollo, de puerco y hasta vegetarianos.

Pero ¿cuál es el origen de este alimento mexicano?

De acuerdo con las investigaciones del reconocido historiador culinario, Edmundo Escamilla y del mayor de gastronomía, Yuri de Gortari, descubrieron testimonios de cronistas del siglo XVI. “Es el caso de fray Bernardino de Sahagún quien describe un platillo llamado tamalli el cual se servía, fundamentalmente en rituales o fiestas. Desde el siglo V, en el periodo Maya clásico se elaboraba un tamal diferente según la ocasión: para bodas, para la fiesta de los muertos, para Tláloc o para rendir culto a otra deidad”, refieren en la página de su Escuela de Gastronomía Mexicana (Esgamex).

Por otra parte, en el libro de Enrique Vela,  El tamal en México. Breve historia, dice que la fuente de información más rica sobre la historia de los tamales es el Códice Florentino. “Por ejemplo, la obra describe que en las costas de Oaxaca se hacían tamales con camarón, acuyo y pepita, y que entre los purépechas, además de las corundas, se hacían tamales especiales para las bodas rellenos de frijol (González de la Vara, 1996). Además, la presencia entre prácticamente todos los grupos indígenas actuales del tamal tanto en la vida cotidiana como en los ritos, sólo puede ser vista como una consecuencia de su amplia dispersión en la época prehispánica.

«Asimismo, entre los grupos nahuas de la Huasteca veracruzana los tamales son una de las ofrendas más importantes del ciclo ritual; el tamaño, la forma, los ingredientes y sus relaciones contextuales son parte importante de la interacción con las divinidades (Gómez Martínez, 2014)”.

tamalesprehispanicos
En la época prehispánica, los tamales se ofrecían a deidades y se degustaban en fiestas. / By: inah.gob.mx

Tamales y mestizaje

En la página de la Esgamex, los reconocidos historiadores, Escamilla y de Gortari, compartieron sus hallazgos sobre la trayectoria del tamal en México sobre el cual escribieron: “Con la llegada de los españoles, el tamal se integra al festejo de los sacramentos; para festejar a las deidades de cada uno de los dieciocho meses, se integraba a los bautizos y matrimonios cristianos, así como a las celebraciones religiosas católicas. Claro pero ahora ese antiguo platillo, el más variado del mundo, pues a lo largo de todo el territorio mexicano, en cada región, en cada pueblo; prácticamente en cada barrio y familia, hay una variante de los tamales. 

“A partir del siglo XVI, se va mestizando con los ingredientes llegados de Europa,  sobre todo con uno de ellos, la manteca de cerdo que se integra a los tamales que se elaboran con masa de maíz, porque recordemos que no todos los tamales llevan masa de maíz, como el tamal de charales, o el de pulpa de capulín, pero al agregar la manteca de cerdo como aglutinante, se le convierte en un platillo cristiano, recordemos que el cerdo y sus derivados únicamente eran consumidos por los cristianos, ya que judíos y musulmanes rechazaban este alimento.

«Por lo que al incluir la manteca al tamal se le convierte en un alimento para cristianos, para esos cristianos nuevos que fuimos en el siglo XVI, los habitantes de estas tierras.

Así lo explicó el historiador Edmundo Escamilla, video

«Los tamales de maíz y el pan de trigo se convierten en platillos que no pueden faltar en las celebraciones, como la del día de muertos donde pan y tamales son elementos fundamentales en las ofrendas, o la rosca de reyes acompañada de chocolate mexicano, regalo de México al mundo, pero como continuación de la fiesta de reyes de la epifanía, fiestas con las que se sigue festejando el nacimiento de Jesús, tendrá como continuación de ese festejo, los tamales que se sirven con atole el día 2 de febrero, día de La Candelaria», recordaron.

En el testimonio que compartieron los investigadores culinarios mexicanos enfatizaron que en nuestros días, aunque se continúa con la tradición de partir la rosca y quien saque al Niño Dios debe invitar a sus amistades unos ricos tamalitos, “desafortunadamente hemos perdido la conciencia de que el que halla al niño es un afortunado. Estamos esperando que otro lo encuentre para no ser el encargado de dar tamales el 2 de febrero.

Así que en tu hogar, con tu familia no se pierda esa bonita costumbre y degusten la variedad de tamales de su predilección. ¡Buen provecho!

Suscríbete
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios