La reina Isabel II: “preocupantes” las acusaciones de racismo de Harry y Meghan

La reina Isabel II: “preocupantes” las acusaciones de racismo de Harry y Meghan

Racismo

Después de que Meghan Markle y el príncipe Harry tuvieran una entrevista con la presentadora de televisión y periodista Oprah Winfrey, comenzó una espera de la posible reacción del Palacio de Buckingham, por las declaraciones hechas por los duques de Sussex.

Y la espera no fue para menos, ya que este martes la realiza británica señaló su postura a lo revelado por el hijo menor de Lady Di.

Entre las diversas revelaciones dadas por la pareja, una que llamó la atención fue la de racismo por parte de la casa real contra el hijo de Harry y Meghan.

Isabel II considera “preocupantes” las acusaciones de racismo en el seno de la familia real

Al respecto, la reina Isabel se “entristeció” al escuchar el alcance de los desafíos que enfrentaron el duque y la duquesa de Sussex y las cuestiones planteadas en torno a la raza son “preocupantes”.

El palacio agregó que, si bien “algunos recuerdos pueden variar”, se toman “muy en serio” y la familia se ocuparía de ellos en privado.

Harry, Meghan y Archie “siempre serán miembros de la familia muy queridos”, agregó el comunicado.

Crisis en la corona británica

En su entrevista con Oprah Winfrey, vista por 11 millones de personas en el Reino Unido y 17 millones en Estados Unidos, los duques de Sussex dejaron al descubierto, que un miembro de la familia, no la reina ni el duque de Edimburgo, se había mostrado “preocupado” por el color de piel de tendría su hijo Archie, ya que la madre de Meghan tiene raíces afroamericanas.

La declaración se produjo un día y medio después de que se transmitiera la conversación de dos horas en Estados Unidos.

Se entiende que la respuesta fue programada para permitir una reacción cuidadosamente considerada, pero también para permitir que el público británico viera la entrevista primero cuando se emitió en ITV el lunes por la noche.

Se dice que la reina y el resto de la familia real consideran que se trata de un asunto familiar y creen que se les debe dar la oportunidad de plantear los problemas en privado.

De igual forma, Meghan Markle reveló en la entrevista que durante su embarazo tuvo pensamientos suicidas y la Casa Real se negó a ayudarla.

“En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo (…) preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera”, aseguró Meghan a Winfrey.

La duquesa precisó que esos presuntos comentarios racistas se pronunciaron en “conversaciones que la familia tuvo” con Harry, pero se negó a identificar a quienes los articularon, al afirmar que “eso sería muy dañino para ellos”.

Por su parte, el príncipe Harry confirmó que la conversación giró en torno a “qué aspecto iban a tener los hijos” que tuviera con Meghan, que tiene raíces afroamericanas, pero se negó a dar más detalles al respecto.

“Es una conversación de la que nunca voy a hablar”, afirmó Harry, quien agregó que fue “chocante”.

La entrevista fue mejor recibida en Estados Unidos, donde incluso la Casa Blanca saludó la “valentía” de Harry y Meghan al “hablar de sus propias luchas con la salud mental y relatar su historia personal”.

La entrevista en cifras

Como se señaló anteriormente, la entrevista de los duques de Sussex tuvo una audiencia de más de 17 millones de personas Estados Unidos, y en el Reino Unido, y más de 11 millones.

Por su parte, Winfrey cobró entre 7 y 9 millones de dólares por la producción de la entrevista que vendió al medio CBS y la cadena de televisión a su vez, cobró 325 mil dólares por cada 30 segundos de comerciales durante la emisión. Harry y Meghan no cobraron por la entrevista.

Contenido Relacionado

Leave the first comment