Hidratación o humectación ¿qué necesita tu piel?

Hidratación o humectación ¿qué necesita tu piel?

Mantener un equilibrio entre la hidratación y la humectación es el secreto mejor guardado para tener una piel hermosa, saludable, radiante y suave. Ambas acciones son importantes, pero ¿sabes la diferencia entre ambas y qué es lo que tu piel necesita.

Cuidar nuestra piel de manera correcta puede ser sencillo si entendemos sus necesidades. Por ejemplo, especialmente si nuestra piel es hiperreactiva o atópica, términos que se refieren a una condición de la piel que indica que reacciona de forma negativa ante factores como contaminación, cosméticos, estrés y alimentos, entre otros.

Si tu piel se inflama, arde o se enrojece ante ciertas circunstancias, es momento de darle la atención necesaria y aprender a consentirla de adentro hacia afuera. Parte importante de entender nuestra piel es aprender a diferenciar dos conceptos elementales: la hidratación y la humectación.

Nuestro cuerpo está compuesto mayoritariamente por agua y la capa superior de la piel, que funciona como barrera protectora, está expuesta a elementos ambientales como el calor, el polvo y más, que provocan que esta se deshidrate y pierda sus propiedades haciendo que la piel luzca opaca, reseca e incluso pueda descamarse.

Una piel bonita tiene el balance perfecto entre humectación e hidratación. Foto Fleur Kaan en Unsplash

¿Qué es la hidratación?

Es la capacidad que tiene la piel para absorber o retener agua, la cual es necesaria para que las células cutáneas cumplan sus funciones vitales. De hecho, una piel bien hidratada previene el envejecimiento y se ve saludable y elástica.

¿Cuándo necesitas hidratación? Si notas la cara seca, apagada y con líneas cada vez más marcadas, es señal de que debes hidratar.

La hidratación nos ayuda a que la piel mantenga su elasticidad y mejora su capacidad de absorción tanto de humedad como de nutrientes; la humectación, consiste en retener la humedad en la barrera protectora natural de tu piel evitando que pierda agua, dándole una textura suave.

¿Cómo mantener la hidratación?

  • Toma al menos 8 vasos de agua al día o lo que tu cuerpo te pida. Aprende a escuchar a tu cuerpo, seguramente has tenido la sensación de que tu piel pide a gritos agua.
  • Come frutas y vegetales con alto contenido de agua como pepino, lechuga, sandía, fresa, apio, calabaza, rábano y melón.
  • Tu alimentación es muy importante. Toma alimentos ricos en vitamina A (color naranja), vitamina C (color verde) y vitamina E (aceite de oliva y cereales integrales). Consume pescados ricos en Omega 3, 6 y 9.
La falta de hidratación provoca que se marquen las líneas de expresión. Foto Pexels en Pixabay

¿Qué es la humectación?

Humectar consiste en atrapar y sellar el agua que está en la piel, para mantener la capa hidrolipídica (de agua y aceite) que construye la barrera cutánea, porque previene la pérdida de agua, aumenta la protección y se refleja en una piel más tersa y suave.

¿Cuándo necesitas humectación? Si sientes la piel tirante, “acartonada”. agrietada o descamada.

Para mantener tu piel saludable, es importante utilizar los productos adecuados. Tenemos arraigada la costumbre de tallarnos al bañarnos, esto daña la capa superficial de la piel dejándola irritada y vulnerable a los factores ambientales.

La dermocosmiatra Beatriz Magrassi de Sopharma pH5 recomienda sustituir la barra de jabón por gel de ducha y evitar tallarla. Lo mejor es utilizar tus manos suavemente para evitar dañar la barrera natural de la piel.

¿Cómo mantener la humectación?

  • Tus baños deben cortos y de preferencia con agua tibia, esto para evitar que la epidermis se reseque.
  • En cuanto a cremas humectantes, busca aquellas que sean absorbentes, emolientes y de rápida absorción que contengan ingredientes como D- Pantenol, trehalosa Kokum, avena coloidal, alantoína, glicerina y vitamina E.
  • La crema no se unta, se aplica con la mano a pequeñas palmaditas para mejorar la absorción.
La humectación consiste en mantener en equilibrio la capa de agua y aceite de la piel. Foto Nika Akin en Pixabay

Contenido Relacionado

Leave the first comment