Estoy de viaje: ¿Qué hago con mi asma?

asma viajes

Viajar representa un gran placer para las personas, pero en ocasiones hay factores que pueden complicarnos conocer nuevos lugares.  

El asma es uno de ellos, ya que elementos como la exposición a alérgenos (pólenes, ácaros de polvo, hongos), humo de tabaco, un cambio de dieta, exposición a contaminantes, olores intensos (fragancias y limpiadores) medicamentos o alimentos, pueden complicar los síntomas.

Incluso algunos cambios a climas húmedos o secos, el incremento o disminución de temperatura o el ejercicio físico extenuante atenuante puede llevar a los turistas a visitar servicios de consulta externa o urgencias durante sus travesías. 

asma

Así que, si durante alguno de tus viajes percibes la falta de aire de forma recurrente, dolor de garganta, congestión, escurrimiento nasal, cansancio u opresión en el pecho, ¡cuidado!, puede ser una crisis de asma

Evita una una crisis de asma

Para esas ocasiones, el alergólogo e inmunólogo Said Arablin recomienda tomar en cuenta las siguientes acciones: 

  • Si sueles tener miedo a las alturas, tu ansiedad aumenta durante los viajes largos o cuando abordas un avión, procura mantener el control de tu respiración y tranquilizarte mediante técnicas de relajación. Procura actividades como lectura o manualidades que te mantengan distraído/a. Recuerda que el incremento en tus niveles de estrés puede potenciar los síntomas.
  • Si tienes un ataque de asma durante un recorrido turístico, utiliza cubrebocas, una bufanda o algún protector que ayude a regular la temperatura de tu respiración
  • Reprograma las actividades que tengas al aire libre o procura salir del lugar en que te alojes por la tarde para evitar altas concentraciones de esporas en el ambiente.
  • Solicita que se mantenga apagado el sistema de aire acondicionado de tu habitación
pollen 4845841 960 720
  • Procura consumir agua constantemente para que tus vías respiratorias permanezcan siempre hidratadas.  
  • No olvides llevar contigo los medicamentos indicados para el control de tus síntomas
  • Mantén a la mano el teléfono del especialista alergólogo, neumólogo o inmunólogo que conozca o trate tu caso en particular.

Y recuerda que, a pesar de no tener cura, el asma sí se controla y no debe impedirte que realices las actividades que más te gustan. ¡Bon voyage!

tuzluca 4695455 960 720

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.