Inicia la temporada de olas gigantes en Nazaré, Portugal

Inicia la temporada de olas gigantes en Nazaré, Portugal

Nazaré es famoso en el mundo por sus olas gigantes. Foto ddzphoto en Pixabay

Nazaré es un pequeño pueblo pesquero ubicado en la costa de Portugal, a unos 100 kilómetros al norte de su capital, Lisboa. Como muchas de las poblaciones costeras, destaca por su cielo azul, su arena blanca y los coloridos techos de sus pequeñas casas. Pero lo que hace excepcional a este lugar son sus olas gigantes, que pueden alcanzar más de 20 metros de altura; por ello, año con año, se reúnen ahí algunos de los mejores surfistas del mundo.

¿Qué tiene de especial este lugar y por qué hay olas tan grandes? Todo se debe a sus condiciones geográficas. La profundidad del Cañón de Nazaré y su relativa cercanía con la costa provoca olas tan altas. El cañón mide 4.300 metros de profundidad y 210 kilómetros de largo, aproximadamente.

La depresión termina repentinamente en la costa, lo cual crea una especie de barrera entre las olas que entran y las que salen, provocando que sean mucho más grandes de lo normal. Esto hace de Nazaré uno de los mejores lugares para practicar el surf.

https://www.youtube.com/watch?v=Ftok14M5p8g

En un día normal se puede ver olas de unos siete metros, pero es durante esta época que su oleaje es realmente impresionante. La mejor temporada para ver las olas gigantes en Nazaré inicia a principios de noviembre y concluye a finales de febrero, pero hay ocasiones que se extiende hasta marzo.

En el lugar se han establecido varios récords. Uno de ellos le pertenece al surfista portugués Hugo Vau quien, a principios de 2018, montó una ola gigante de 35 metros de altura. Eso se registró en el Libro de Récord Guinness.

Otro es para el estadounidense Garrett McNamara, quien en 2011 hizo historia montando una ola de 23.7 metros. Y otro es de brasileño Rodrigo Koxa, quien logró surfear una altura de 24.38 metros, en 2018.

Nazaré, en Portugal, es famoso por sus olas gigantes. Foto ylutz6078 en Pixabay
Nazaré, en Portugal, es famoso por sus olas gigantes. Foto ylutz6078 en Pixabay

Según la historia, Nazaré surgió gracias a un noble llamado D. Fuas Roupinho quien, en 1182, se encontraba de cacería en ese lugar, pero la espesa niebla no le permitía ver el acantilado. Al llegar al borde, su caballo se detuvo súbitamente, lo que el hombre atribuyó a la intervención divina, por lo que hizo construir una pequeña iglesia en agradecimiento.

Todavía en su interior se pueden apreciar los bellos azulejos del siglo XVIII, tan característicos de Portugal. También destacan las pinturas de la sacristía, donde se describe la leyenda de D. Fuas Roupinho.

Durante muchos años la iglesia de Nazaré fue el punto de reunión de muchos peregrinos en Lisboa, hasta que en 1917 se levantó la Capilla de las Apariciones, en Fátima, a poco más de 50 km. de distancia.

El pueblo de Nazaré, en la costa de Portugal. Foto Julian Hacker en Pixabay
El pueblo de Nazaré, en la costa de Portugal. Foto Julian Hacker en Pixabay

El mejor lugar para apreciar las olas gigantes de Nazaré, así como las proezas de los surfistas es el Mirador do Suberco. Se puede llegar en automóvil, pero lo tradicional es abordar su funicular, que sube y baja a los visitantes durante el día.

En el sitio hay tiendas de souvenirs y lugares para comprar un refrigerio. Se puede caminar, disfrutar del sol y tomar muchas fotografías del lugar, porque la vista es espectacular.

El tiempo de promedio de estadía es de una hora, pero en la temporada de las olas gigantes puede ser mucho más, porque la gente espera que a los surfistas.

El mirador de Nazare. Foto Bronisław Dróżka en Pixabay
El mirador de Nazare. Foto Bronisław Dróżka en Pixabay

Contenido Relacionado

Leave the first comment