¡Esto es un atraco! La miniserie de Netflix sobre el mayor robo de arte del mundo

¡Esto es un atraco! La miniserie de Netflix sobre el mayor robo de arte del mundo

Seguramente, debido a la pandemia del coronavirus has visto una cantidad enorme de series de todo tipo; sin embargo, algo que no es muy común disfrutar en plataformas de streaming como Netflix, son producciones de corte policiaco teniendo como eje principal el arte.

Este es el caso de la miniserie Esto es un atraco: El mayor robo de arte del mundo, un contenido original de Netflix que aborda un tema poco recurrente en las series televisivas de hoy en día y que, además, atrapa al espectador como una buena novela estilo Sherlock Holmes al profundizar en uno de los misterios más desconcertantes: más de 500 millones de dólares en arte robados de un museo de Boston en 1990.

¡Esto es un atraco! La miniserie de Netflix

El robo se llevó a cabo durante la madrugada del 18 de marzo de 1990. Es así que solamente 81 minutos le bastaron a dos ladrones que lograron infiltrarse disfrazados de policías en el museo Isabella Stewart Gardner, para amordazar a los dos vigilantes de seguridad de aquella noche y conseguir un botín valuado en 500 millones de dólares.

“No es un museo que suene mucho, pero tiene piezas realmente espectaculares. Es un poco más local y principalmente conocido por estos cuadros que fueron robados, como la única escena marina pintada por Rembrandt”, indicó al respecto del documental la historiadora del arte enfocada a la  investigación y la divulgación, Veka Duncan a través de su programa “Martes cultural”, en su canal de YouTube.

Este atraco cultural es considerado uno de los mayores robos de arte de la historia  (si no es que el mayor) además de que continúa siendo un misterio sin resolver. De hecho, han transcurrido ya 30 años desde que se llevó a cabo y casi nada se sabe del mismo, y mucho menos del paradero de las obras hurtadas de grandes maestros como Rembrandt, Vermeer, Degas o Manet.

Las piezas robadas

Esto es un atraco: El mayor robo de arte del mundo retrata las investigaciones realizadas sobre la 13 obras de arte y diversas antigüedades robadas del museo, siendo la más notable, como mencionó Duncan; La tormenta en el mar de Galilea de Rembrandt.

Mientras los dos vigilantes de seguridad, Abath y Hestad, estaban esposados en el sótano, los ladrones arrancaron de sus marcos las obras y huyeron con ellas en medio de la noche cobijados por los cientos de personas que había en la calle aquel día, permitiéndoles pasar completamente desapercibidos.

"/

¿Por qué Boston?

Si bien el museo Isabella Stewart Gardner no es uno de los más destacados de Estados Unidos, cabe preguntarse ¿por qué es importante que el atraco sucediera justamente en Boston? A lo largo del documental se hace énfasis en la fecha en la que sucedió: 17 de marzo de 1990, que es relevante para entender el contexto histórico y cultural de la ciudad, conformada por una comunidad irlandesa.

Es justo aquí donde toma mayor fuerza, dado que en dicha fecha se celebra el Día de San Patricio, por lo que es evidente que los asaltantes eligieron ese día en particular para entrar al museo, dado que “toda la ciudad está embriagada y saben que nadie se va a aparecer por ahí”.

Sobre la serie

La miniserie documental consta de cuatro capítulos y está dirigida por Colin Barnicle. El proyecto toca a profundidad varios detalles por demás interesantes del atraco, gracias a su producción, la cual tuvo una duración de cinco años con la finalidad de ofrecer una mirada completa y profunda a uno de los robos de arte más desconcertantes de la historia.

“A pesar de que todo el contenido de la serie es del dominio público, la narrativa es interesante porque tiene el elemento del suspenso, ya que se construye un caso de un posible sospechoso en un episodio y estas ya casi seguro de que es él el culpable  y de pronto  aparece nueva evidencia u otra teoría y se desmorona otra vez todo”, indicó Duncan.

En Esto es un atraco: El mayor robo de arte del mundo se trata de dar respuesta a este “robo perfecto”, del que no se ha logrado tener grandes avances en 30 años, por medio de análisis a la escena del crimen, registro de las evidencias, entrevistas a especialistas y personajes que estuvieron implicados en el caso, sin dejar de lado diversas teorías que se han ido gestando durante los años.

“A pesar de ser el robo más grande de la historia, en el que se llevaron más obras de algunos de los nombres de las figuras más importantes de la historia del arte occidental, sigue sin saberse exactamente quién fue el culpable; sigue sin haber un arresto, es un caso aún sin cerrar” señaló Veka Duncan.

"/

Contenido Relacionado